Nuevo

Clovis, esteras negras y extraterrestres

Clovis, esteras negras y extraterrestres


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Alfombra negra es el nombre común de una capa de suelo rica en materia orgánica, también llamada "limo sapropélico", "lodos de turba" y "paleo-aquolls". Su contenido es variable, y su apariencia es variable, y está en el centro de una controvertida teoría conocida como la Hipótesis de impacto Dryas más joven (YDIH) El YDIH argumenta que las esteras negras, o al menos algunas de ellas, representan los restos de un impacto cometario que, según sus defensores, inició el Younger Dryas.

¿Qué es el Dryas más joven?

los Dryas más joven (abreviado YD), o Younger Dryas Chronozone (YDC), es el nombre de un breve período geológico que ocurrió aproximadamente entre 13,000 y 11,700 años calendario (cal BP). Fue el último episodio de una serie de cambios climáticos de rápido desarrollo que ocurrieron al final de la última Edad de Hielo. El YD se produjo después del Último Máximo Glacial (30,000-14,000 cal BP), que es lo que los científicos llaman la última vez que el hielo glacial cubrió gran parte del hemisferio norte, así como elevaciones más altas en el sur.

Inmediatamente después de la LGM, hubo una tendencia al calentamiento, conocida como el período Bølling-Ållerød, durante el cual el hielo glacial se retiró. Ese período de calentamiento duró aproximadamente 1,000 años, y hoy sabemos que marca el inicio del Holoceno, el período geológico que todavía estamos experimentando hoy. Durante el calor de Bølling-Ållerød, se desarrollaron todo tipo de exploración e innovación humana, desde la domesticación de plantas y animales hasta la colonización de los continentes americanos. El Younger Dryas fue un regreso abrupto de 1.300 años al frío parecido a la tundra, y debe haber sido un shock desagradable para los cazadores-recolectores Clovis en América del Norte, así como para los cazadores-recolectores mesolíticos de Europa.

Impacto cultural del YD

Junto con una caída sustancial de la temperatura, los desafíos agudos del YD incluyen el Pleistoceno extinciones de megafauna. Los animales de cuerpo grande que desaparecieron hace 15,000 y 10,000 años incluyen mastodontes, caballos, camellos, perezosos, lobos calamitosos, tapires y osos de cara corta.

Los colonos norteamericanos en ese momento llamados Clovis dependían principalmente, pero no exclusivamente, de cazar ese juego, y la pérdida de la megafauna los llevó a reorganizar sus estilos de vida en un estilo de vida arcaico más amplio de caza y recolección. En Eurasia, los descendientes de cazadores y recolectores comenzaron a domesticar plantas y animales, pero esa es otra historia.

Cambio climático de YD en América del Norte

El siguiente es un resumen de los cambios culturales que se documentan en América del Norte en la época del Younger Dryas, desde el más reciente hasta el más antiguo. Se basa en un resumen compilado por uno de los primeros defensores de la YDIH, C. Vance Haynes, y es un reflejo de la comprensión actual de los cambios culturales. Haynes nunca estuvo completamente convencido de que el YDIH fuera una realidad, pero le intrigaba la posibilidad.

  • Arcaico. 9,000-10,000 RCYBP. Prevalecieron las condiciones de sequía, durante las cuales predominan los estilos de vida de los cazadores-recolectores del mosaico arcaico.
  • Post-Clovis. (capa negra mate) 10,000-10,900 RCYBP (o 12,900 años calibrados BP). Las condiciones húmedas son evidentes en los sitios de manantiales y lagos. No hay megafauna a excepción del bisonte. Las culturas posteriores a Clovis incluyen Folsom, Plainview, cazadores-recolectores de la Cuenca del Ágata.
  • Estrato de Clovis. 10,850-11,200 RCYBP. Condiciones de sequía prevalentes. Los sitios Clovis se encuentran con mamuts, mastodontes, caballos, camellos y otras megafaunas ya extintas en manantiales y márgenes de lagos.
  • Estrato pre-Clovis. 11,200-13,000 RCYBP. Hace 13,000 años, las capas freáticas habían caído a sus niveles más bajos desde el Último Máximo Glacial. Pre-Clovis es raro, tierras altas estables, lados del valle erosionados.

La hipótesis del impacto de Younger Dryas

El YDIH sugiere que las devastaciones climáticas del Younger Dryas fueron el resultado de un episodio cósmico importante de múltiples ráfagas de aire / impactos de aproximadamente 12,800 +/- 300 cal pb. No existe un cráter de impacto conocido para tal evento, pero los defensores argumentaron que podría haber ocurrido sobre el escudo de hielo de América del Norte.

Ese impacto cometario habría creado incendios forestales y se propuso que el impacto climático haya producido la estera negra, provocó el YD, contribuyó a las extinciones megafaunales del Pleistoceno e inició la reorganización de la población humana en todo el hemisferio norte.

Los seguidores de YDIH han argumentado que las esteras negras tienen la evidencia clave de su teoría del impacto cometario.

¿Qué es un tapete negro?

Las esteras negras son sedimentos y suelos ricos en materia orgánica que se forman en ambientes húmedos asociados con la descarga de primavera. Se encuentran en todo el mundo en estas condiciones, y abundan en las secuencias estratigráficas del Pleistoceno tardío y el Holoceno temprano en todo el centro y oeste de América del Norte. Se forman en una amplia variedad de suelos y tipos de sedimentos, incluidos suelos de pastizales ricos en materia orgánica, suelos de praderas húmedas, sedimentos de estanques, esteras de algas, diatomitas y margas.

Las esteras negras también contienen un conjunto variable de esférulas magnéticas y vítreas, minerales de alta temperatura y vidrio fundido, nano-diamantes, esférulas de carbono, carbono aciniforme, platino y osmio. La presencia de este último conjunto es lo que los adherentes de la hipótesis de impacto de Younger Dryas han utilizado para respaldar su teoría de Black Mat.

Evidencia conflictiva

El problema es: no hay evidencia de un evento de devastación e incendios forestales en todo el continente. Definitivamente hay un aumento dramático en el número y la frecuencia de las esteras negras en todo el Younger Dryas, pero ese no es el único momento en nuestra historia geológica en que se han producido esteras negras. Las extinciones megafaunales fueron abruptas, pero no tan abruptas: el período de extinción duró varios miles de años.

Y resulta que las esteras negras tienen un contenido variable: algunas tienen carbón, otras no. En general, parecen ser depósitos de humedales formados naturalmente, que se encuentran llenos de restos orgánicos de plantas podridas, no quemadas. Las microesférulas, los nano-diamantes y los fullerenos son parte del polvo cósmico que cae a la tierra todos los días.

Finalmente, lo que ahora sabemos es que el evento frío Younger Dryas no es único. De hecho, hubo hasta 24 interruptores bruscos en el clima, llamados períodos fríos de Dansgaard-Oeschger. Esos sucedieron durante el final del Pleistoceno cuando el hielo glacial se derritió, que se cree que son el resultado de cambios en la corriente del Océano Atlántico, que a su vez se adaptó a los cambios en el volumen de hielo presente y la temperatura del agua.

Resumen

Las esteras negras probablemente no sean evidencia de un impacto cometario, y el YD fue uno de varios períodos más fríos y cálidos durante el final de la última Edad de Hielo que resultó de condiciones cambiantes.

Lo que al principio parecía una explicación brillante y sucinta de un cambio climático devastador resultó en una investigación posterior que no fue tan sucinta como pensábamos. Esa es una lección que los científicos aprenden todo el tiempo: que la ciencia no es tan clara y ordenada como podemos pensar que es. Lo desafortunado es que las explicaciones claras y ordenadas son tan satisfactorias que todos los científicos y el público en general nos enamoramos de ellas en todo momento.

La ciencia es un proceso lento, pero aunque algunas teorías no funcionan, aún debemos prestar atención cuando una preponderancia de evidencia nos apunta en la misma dirección.

Fuentes

  • Ardelean, Ciprian F. y col. "La alfombra negra Younger Dryas de Ojo De Agua, un sitio geoarqueológico en el noreste de Zacatecas, México". Cuaternario Internacional 463.Parte A (2018): 140-52. Impresión.
  • Bereiter, Bernhard y col. "Temperaturas medias globales del océano durante la última transición glacial". Naturaleza 553 (2018): 39. Imprimir.
  • Broecker, Wallace S., y col. "Poner el evento de Younger Dryas Cold en contexto". Revisiones de Ciencias Cuaternarias 29,9 (2010): 1078-81. Impresión.
  • Firestone, R. B., et al. "Evidencia de un impacto extraterrestre hace 12.900 años que contribuyó a las extinciones megafaunales y al enfriamiento más joven de Dryas". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 104,41 (2007): 16016-21. Impresión.
  • Harris-Parks, Erin. "La micromorfología de las alfombrillas negras más jóvenes y secas de Nevada, Arizona, Texas y Nuevo México". Investigación cuaternaria 85.1 (2016): 94-106. Impresión.
  • Haynes Jr., C. Vance. "Younger Dryas" Black Mats "y la terminación de Rancholabrean en Norteamérica". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 105.18 (2008): 6520-25. Impresión.
  • Holliday, Vance, Todd Surovell y Eileen Johnson. "Una prueba a ciegas de la hipótesis de impacto de Younger Dryas". MÁS UNO 11.7 (2016): e0155470. Impresión.
  • Kennett, D. J., y col. "Nanodiamantes en la capa de sedimento límite más joven de Dryas". Ciencia 323 (2009): 94. Impresión.
  • Kennett, James P. y col. "Análisis cronológicos bayesianos consistentes con una edad síncrona de 12,835-12,735 cal. B.P. para el límite seco más joven en cuatro continentes". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 112,32 (2015): E4344-E53. Impresión.
  • Mahaney, W. C. y col. "Evidencia del noroeste de los Andes venezolanos para el impacto extraterrestre: el enigma de la estera negra". Geomorfología 116,1 (2010): 48-57. Impresión.
  • Meltzer, David J., y col. "La evidencia cronológica no respalda la afirmación de una capa generalizada isócrona de indicadores de impacto cósmico con fecha de hace 12.800 años". procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 111.21 (2014): E2162-71. Impresión.
  • Pinter, Nicholas y col. "La hipótesis del impacto de Younger Dryas: un réquiem". Reseñas de Ciencias de la Tierra 106.3 (2011): 247-64. Impresión.
  • van Hoesel, Annelies y col. "La hipótesis de impacto de Younger Dryas: una revisión crítica". Revisiones de Ciencias Cuaternarias 83 Suplemento C (2014): 95-114. Impresión.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos