Nuevo

Nueva evidencia revela que los cazadores de la Edad de Hielo no emigraron al sur en invierno

Nueva evidencia revela que los cazadores de la Edad de Hielo no emigraron al sur en invierno


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El invierno en la Europa de la Edad de Hielo no era para los pusilánimes. Ha habido un debate de larga data entre los expertos sobre si los humanos emigraron del norte de Europa durante los inviernos salvajes o si desafiaron el frío extremo. ¡Descubrimientos recientes en un sitio paleolítico muy importante en Polonia parecen mostrar que los cazadores de la Edad de Hielo estuvieron activos en la llanura del norte de Europa en las profundidades del invierno durante toda la Edad de Hielo! Esta es una nueva comprensión extraordinaria de los cazadores de la Edad de Hielo en una temporada, cuando asumimos que emigraron al sur a tierras más cálidas.

Arqueólogos de la Universidad de Exeter, Inglaterra, han estado investigando restos de animales del sitio Paleolítico de Cracovia Spadzista en Polonia, lo que condujo a una nueva comprensión de los cazadores de la Edad de Hielo. Según el comunicado de prensa de la Universidad de Exeter, este “fue uno de los sitios más septentrionales de Europa central durante el Gravetiense tardío, cuando gran parte de la región de las llanuras del norte ya había sido abandonada. La temperatura media anual estuvo entre -1,0 ° C y +4,3 ° C ". El gravetiano tardío fue una cultura paleolítica, cuyos artefactos se han encontrado en todo el norte de Europa.

Cómo los dientes de zorro ártico contaban una historia diferente

Los investigadores escribieron en el Journal of Archaeology que el sitio "es importante para comprender el comportamiento humano y la adaptación en paisajes fríos, septentrionales y marginales que se acercan a la parte más fría del último ciclo glacial". Su trabajo se centra en los miles de huesos de zorros árticos desenterrados en el sitio. Los investigadores afirmaron que "presenta nuevos datos sobre los patrones de movilidad y la temporada de muerte de los animales asesinados por los cazadores gravetianos". Los restos tienen aproximadamente 27.500 años y se encontraron a unas 20 millas (30 km) al sur de un conjunto de huesos de mamut, que presumiblemente también habían sido asesinados por cazadores.

Un zorro ártico a la caza en invierno resistente al súper frío, al igual que los cazadores de la Edad del Hielo (Olha / Adobe Stock )

El equipo se centró en los dientes de los zorros y probó sus isótopos para determinar dónde habían nacido y dónde habían muerto. Los investigadores escribieron en el Journal of Archaeology que "el análisis de isótopos de estroncio por ablación con láser de los dientes de cinco individuos indica que cada zorro analizado nació y creció en una ubicación diferente e isotópicamente distinta". Esto significa que estos zorros habían viajado cientos de millas en busca de presas y, finalmente, llegaron tan al sur como Cracovia Spadzista, un poco al norte de la frontera con Eslovaquia.

Caza de invierno en la Edad de Hielo: para pieles y grasa de zorro

La Universidad de Exeter informa que "el análisis del cemento dental de al menos 10 individuos de zorros demuestra que la mayoría murió entre fines del invierno y fines de la primavera, probablemente a fines del invierno". Los restos indicaron que los zorros tenían varias edades cuando murieron. “El estudio sugiere que el zorro ártico colonizó la zona porque recorría largas distancias temporada tras temporada, algo que todavía hace hoy, para encontrar comida”, según el comunicado de prensa. Parece que fueron asesinados por cazadores que usaban trampas y trampas.

El Dr. Alexander Pryor, de la Universidad de Exeter, declaró que el "zorro ártico proporcionó comida y pieles a los cazadores del Paleolítico". Habrían buscado matarlos en las profundidades del invierno porque era entonces cuando su pelaje era más largo y grueso. Además, su cuerpo estaba gordo durante esta temporada y, por lo tanto, podía proporcionar proteínas a los cazadores, que necesitaban en el frío extremo.

Un zorro ártico con la pata delantera atrapada en la trampa de un cazador (Nationalmuseet - Museo Nacional de Dinamarca de Dinamarca / CC BY-SA 2.0 )

Campamento base para cazadores

"La gran cantidad de restos de zorros encontrados en el sitio sugiere que lo que estaba sucediendo era una estrategia de adquisición deliberada y organizada en lugar de una simple caza incidental", dijo el Dr. Pryor en un artículo del Heritage Daily. No hubo evidencia de residencia a largo plazo en el sitio, lo que sugiere fuertemente que el asentamiento de Cracovia Spadzista no se usó durante todo el año.

El análisis de los dientes de los animales ha demostrado claramente que los cazadores de la Edad de Hielo atraparon y atraparon a los zorros árticos migratorios en los meses más fríos del año. Según esta información, el sitio en Cracovia Spadzista probablemente fue utilizado como campamento base por los cazadores del Paleolítico. Los humanos prehistóricos lo usarían para mantener trampas y también para despellejar y matar a los zorros que habían atrapado. Esencialmente, se utilizó Cracovia Spadzista como lugar para procesar las pieles de los animales, que luego se llevaron a otro lugar.

Este estudio proporciona evidencia de que "las comunidades que vivían hace unos 27.500 años estaban matando pequeñas presas en las inhóspitas llanuras del norte de Europa durante los meses de invierno de la última Edad de Hielo". Esto parece respaldar el argumento de que los primeros humanos no emigraron de las regiones frías durante la Edad del Hielo. Más bien se quedaron incluso durante el intenso frío y el clima extremo del invierno. La mayoría de los zorros murieron entre fines del invierno y principios de la primavera, según los datos del análisis.

  • La gente de la Edad de Piedra comía papilla hace 32.000 años
  • Descubierto un mamut de 28.000 años de antigüedad en Austria
  • Los arqueólogos identifican el primer arte rupestre figurativo prehistórico en los Balcanes: ¡es simbólico!

En el Journal of Archaeology, el equipo escribió que "los resultados son interesantes para reconstruir el contexto de las estrategias de caza humana en el Gravetiense tardío". Parece probable que la disponibilidad de los zorros árticos y otros animales, como los mamuts, los persuadiera de quedarse y soportar el frío, ya que estos mismos animales les proporcionaban pieles y alimento. Los últimos descubrimientos demuestran el ingenio y la adaptabilidad de las comunidades prehistóricas que vivieron en tierras marginales y del norte durante la última Edad de Hielo. Además, demuestra que el norte de Europa no fue abandonado por personas durante el período prolongado de clima extremadamente frío.


Cruzando desde Asia, los primeros estadounidenses se precipitaron hacia lo desconocido

Tres nuevos análisis genéticos brindan detalles y misterio a la migración de humanos prehistóricos por todo el hemisferio occidental.

Hace casi 11.000 años, un hombre murió en lo que hoy es Nevada. Envuelto en una manta de piel de conejo y esteras de caña, fue enterrado en un lugar llamado Spirit Cave.

Ahora los científicos han recuperado y analizado su ADN, junto con el de otras 70 personas antiguas cuyos restos fueron descubiertos en todo el continente americano. Los hallazgos brindan detalles asombrosos a una historia que una vez se perdió en la prehistoria: cómo y cuándo los humanos se extendieron por el hemisferio occidental.

Las primeras llegadas conocidas de Asia ya se estaban dividiendo en grupos claramente distintos, sugiere la investigación. Algunas de estas poblaciones prosperaron y se convirtieron en antepasados ​​de los pueblos indígenas de todo el hemisferio.

Pero otros grupos se extinguieron por completo, sin dejar rastro salvo lo que se puede discernir en el ADN antiguo. De hecho, la nueva investigación genética apunta a muchos capítulos dramáticos en el poblamiento de las Américas que la arqueología aún no ha descubierto.

"Ahora, este es el grano para los arqueólogos", dijo Ben Potter de la Universidad de Alaska, que no participó en los nuevos artículos. "Santo cielo, esto es increíble".

Estudios anteriores habían indicado que las personas se trasladaron a las Américas al final de la última edad de hielo, viajando desde Siberia a Alaska a través de un puente terrestre ahora bajo el mar de Bering. Se extendieron hacia el sur, llegando finalmente a la punta de América del Sur.

Hasta hace poco, los genetistas podían ofrecer poca información sobre estas vastas migraciones. Hace cinco años, solo se había recuperado un genoma humano antiguo en el hemisferio occidental: el de un hombre de 4.000 años descubierto en Groenlandia.

El último lote de análisis, publicado en tres estudios separados, marca un cambio de rumbo. En los últimos años, los investigadores han recuperado los genomas de 229 personas antiguas a partir de dientes y huesos descubiertos en las Américas.

Hace unos 16.000 años, los antepasados ​​de los indígenas americanos vivos se dividieron en dos ramas principales.

Hace unos 14.000 años, la rama sur se dividió en nuevas ramas que se extendieron rápidamente a Sudamérica.

A partir de hace 9.000 años, una ola de personas de América del Norte o Centroamérica reemplazó a las poblaciones de mayor edad en América del Sur.

Hace al menos 4.200 años,

un grupo de personas relacionadas con los antiguos californianos se había generalizado en los Andes centrales.

El análisis del ADN antiguo sugiere que una pequeña población de personas de Siberia pobló las Américas. Durante miles de años, diferentes ramas se expandieron hacia el sur, mezclándose con olas anteriores o reemplazándolas.

David Reich de Harvard y sus colegas encontraron evidencia de las ondas que se muestran arriba. Otros equipos han llegado a conclusiones muy similares, aunque quedan muchas preguntas.

El análisis del ADN antiguo sugiere que una pequeña población de personas de Siberia pobló las Américas. Durante miles de años, diferentes ramas se expandieron hacia el sur, mezclándose con olas anteriores o reemplazándolas.

David Reich de Harvard y sus colegas encontraron evidencia de las ondas que se muestran a continuación. Otros equipos han llegado a conclusiones muy similares, aunque quedan muchas preguntas.

Hace unos 16.000 años, los antepasados ​​de los indígenas estadounidenses vivos se dividieron en dos ramas principales.

Hace unos 14.000 años, la rama sur se dividió en nuevas ramas que se extendieron rápidamente a Sudamérica.

A partir de hace 9.000 años, una ola de personas de América del Norte o Centroamérica reemplazó a las poblaciones de mayor edad en América del Sur.

Hace al menos 4.200 años, un grupo de personas relacionadas con los antiguos californianos se había generalizado en los Andes centrales.

Por The New York Times | Fuente: Cosimo Posth et al., Cell

La primera, descrita en enero por Eske Willerslev, genetista de la Universidad de Copenhague, era una niña de 11.500 años cuyos restos fueron encontrados en el este de Alaska.

El segundo fue descubierto a cientos de millas de distancia, en el oeste de Alaska, y vivió hace 9.000 años, informaron el Dr. Willerslev y sus colegas el jueves en la revista Science.

Los antiguos beringianos se separaron de los antepasados ​​de los pueblos indígenas vivos de las Américas hace unos 20.000 años. Los nuevos hallazgos sugieren que perduraron durante varios miles de años. Luego desaparecieron, sin dejar rastro genético conocido en las personas vivas.

Pero otra ola de migrantes de Siberia no se detuvo en Alaska. Siguieron moviéndose, llegando finalmente al sur de los glaciares de la edad de hielo. Luego se dividieron en dos ramas.

Un grupo se volvió y se dirigió hacia el norte, siguiendo los glaciares en retirada hacia Canadá y de regreso a Alaska. La otra rama hizo un notable viaje hacia el sur.

Los datos genéticos sugieren que este grupo se extendió rápidamente por gran parte de América del Norte y América del Sur hace unos 14.000 años. La expansión puede haber tomado solo siglos.

"Es básicamente una explosión", dijo el Dr. Willerslev.

El hombre de Spirit Cave en Nevada pertenecía a esta supuesta rama sur de migrantes. También estaba estrechamente relacionado con un niño de 12,700 años que se encontró al otro lado de las Montañas Rocosas en Montana, también descubrió el Dr. Willerslev.

Imagen

Pero el hombre de Spirit Cave también resultó tener un vínculo genético cercano con esqueletos de 10.400 años encontrados en Brasil, al otro lado del ecuador.

David Reich de la Universidad de Harvard y sus colegas encontraron un patrón similar en su propia investigación, publicada el jueves en la revista Cell.

Descubrieron un vínculo entre el antiguo niño de Montana y otro grupo de antiguos sudamericanos, incluido un esqueleto de 10.900 años en Chile. Al igual que el trabajo del Dr. Willerslev, el parentesco sugiere que los migrantes se trasladaron rápidamente de América del Norte a América del Sur.

"Estamos de acuerdo en que debe ser una radiación rápida", dijo el Dr. Reich.

A partir de hace unos 9.000 años, ambos equipos descubrieron que oleadas adicionales de personas se desplazaron hacia el sur. La investigación del Dr. Willerslev sugiere que los recién llegados se mezclaron con poblaciones sudamericanas más antiguas.

El Dr. Reich, por otro lado, ve evidencia de dos oleadas de migrantes que reemplazaron por completo a las personas que habían vivido en América del Sur.

La nueva investigación también reveló casos de notable continuidad, parentescos que se extendieron por miles de años.

El Dr. Willerslev y sus colegas compararon el genoma del hombre de Spirit Cave con los de cuatro conjuntos de restos encontrados cerca en la cueva Lovelock de Nevada, que vivió hace tan solo 600 años.

Todas estas personas estaban estrechamente relacionadas, descubrió su equipo, a pesar de estar separadas por 10.000 años de historia.

Un vínculo similar se encontró en los Andes. John Lindo de la Universidad de Emory y sus colegas analizaron el ADN de siete personas que vivieron en grandes alturas entre 6.800 y 1.400 años atrás.

Los investigadores estiman que las personas que vivían por encima de los 7.500 pies en las montañas se separaron de las poblaciones de las tierras bajas hace entre 9.200 y 8.200 años. Hoy en día, los habitantes de las montañas todavía muestran un fuerte vínculo genético con los restos antiguos.

“Esto no es algo que se ve en la mayoría de las otras regiones del mundo”, dijo el Dr. Reich.

En 2015, el Dr. Reich y sus colegas descubrieron que algunas personas vivas en el Amazonas portan un ADN que es más similar al de las personas que viven hoy en Australia y Nueva Guinea.

Los investigadores especularon que su ascendencia incluía un grupo desconocido, al que los científicos llamaron Población Y, que se dirigió por separado a las Américas.

En su nuevo estudio, el Dr. Reich y sus colegas no encontraron rastros de la Población Y, pero el equipo del Dr. Willerslev logró identificar su ADN en algunos de los esqueletos de 10.400 años en Brasil.

"La pregunta del millón de dólares obviamente es, ¿cómo sucedió esto?" Dijo el Dr. Willerslev.

Quizás otro grupo de asiáticos ingresó a las Américas mucho antes que los antepasados ​​del hombre de Spirit Cave y otros primeros nativos americanos. Tal vez se cruzaron con personas en el Amazonas antes de desaparecer por completo.

O quizás algunos de los primeros miembros de la rama sur tenían algunos genes extraños que sobrevivieron a través de las generaciones.

La nueva avalancha de muestras genéticas refleja una mejor relación entre los científicos y los pueblos indígenas. Durante décadas, muchas tribus rechazaron las solicitudes de ADN de los investigadores.

El hombre de Spirit Cave, por ejemplo, fue desenterrado por arqueólogos en 1940 y almacenado en un museo. La tribu local, Fallon Paiute-Shoshone, no se enteró del cuerpo hasta 1996. Durante años lucharon por su repatriación.

"Es totalmente irrespetuoso", dijo Rochanne L. Downs, miembro del comité cultural de la tribu. "Si alguien entrara en el cementerio de Arlington y cavara la tumba de uno de los soldados y se llevara sus medallas, habría indignación".

Inicialmente, la tribu se opuso a buscar ADN en el esqueleto, porque los científicos tendrían que destruir gran parte de él. El Dr. Willerslev se reunió con la tribu y les explicó que solo necesitaría un diente y un pequeño trozo de hueso de la oreja.

La tribu acordó darle una oportunidad de encontrar ADN en los restos de la Cueva del Espíritu.

Los resultados del Dr. Willerslev llevaron a la Oficina de Administración de Tierras a entregar el esqueleto a la tribu. Enterraron al hombre de Spirit Cave en un lugar no revelado el año pasado.

La Sra. Downs no descartaría estudios similares en el futuro, pero dijo que cada solicitud requeriría una consideración cuidadosa.

"Todo se hará caso por caso", dijo. “Lo principal es nuestro respeto por los restos”.


Huellas de algunas de las primeras personas de América del Sur encontradas bajo una antigua pirámide de tierra

A unos 600 kilómetros al norte de Lima, un imponente montículo de tierra se cierne sobre el mar. La gente comenzó a construir la estructura ceremonial, llamada Huaca Prieta, hace unos 7800 años. Pero según un nuevo estudio, la verdadera sorpresa yace enterrada profundamente debajo del montículo de 30 metros de altura: herramientas de piedra, huesos de animales y restos de plantas que dejaron algunos de los primeros estadounidenses conocidos hace casi 15.000 años. Eso convierte a Huaca Prieta en uno de los sitios arqueológicos más antiguos de América y sugiere que los primeros migrantes de la región pueden haberse movido sorprendentemente lento por la costa.

La evidencia de la ocupación humana temprana sorprendió a Tom Dillehay, un arqueólogo de la Universidad de Vanderbilt en Nashville que dirigió el nuevo estudio. Inicialmente, estaba interesado en examinar el montículo en sí. Pero los geólogos de su equipo querían estudiar la forma del terreno debajo del montículo, así que "seguimos bajando", dice. El pozo más profundo, que tardó 5 años en excavarse, alcanzaba los 31 metros. Sorprendentemente, esas capas profundas contenían signos reveladores de ocupación humana, informa hoy el equipo de Dillehay en Science Advances: evidencia de incendios de hogares, huesos de animales, restos de plantas y herramientas de piedra simples pero inconfundibles. Las fechas de radiocarbono del carbón vegetal colocan la primera ocupación humana hace casi 15.000 años.

Eso ha hecho que algunos investigadores digan que Huaca Prieta debería unirse a la pequeña pero creciente lista de sitios anteriores a 14.000 años que han revolucionado la visión de los científicos de los primeros estadounidenses. Los arqueólogos solían pensar que la gente caminaba desde Siberia a través de un pasaje sin hielo por Alaska y Canadá, llegando al interior de los Estados Unidos hace unos 13.000 años. En los últimos años, sin embargo, sitios anteriores bien documentados como el Monte Verde de Chile han convencido a la mayoría de los arqueólogos de que los humanos se adentraron en las Américas hace 14.500 años, lo que significa que habrían tenido que cruzar Canadá mucho antes de que existiera un corredor libre de hielo. Eso les habría dejado con una ruta lógica hacia las Américas: la costa del Pacífico. Pero faltan pruebas directas de tal migración.

Las personas que viven cerca de Huaca Prieta hoy continúan cazando tiburones varados en charcas dejadas por las tormentas.

El nuevo hallazgo no es lo suficientemente antiguo para demostrar que los primeros estadounidenses vinieron por la costa, dice Dillehay, quien también excavó Monte Verde. Pero Huaca Prieta proporciona una instantánea detallada de las antiguas vidas costeras. Los primeros residentes vivían en campamentos temporales en un antiguo humedal, comiendo aguacate, chiles, moluscos, tiburones, aves y leones marinos. Curiosamente, Dillehay no encontró líneas de pesca, redes ni arpones. Pero sospecha que la gente no los necesitaba porque las marejadas ciclónicas habrían provocado inundaciones de agua de mar en el interior, dejando charcos llenos de criaturas marinas varadas. Entonces, los cazadores de Huaca Prieta simplemente podrían haberlos aplastado en la cabeza y devorado, como lo hace hoy la gente de la región, dice Dillehay.

Los residentes de Huaca Preita sabían tanto sobre su entorno que Dillehay no puede imaginar que simplemente estuvieran pasando por allí en su viaje hacia el sur. Si formaban parte de una ola de migración costera, ciertamente no tenían prisa. “Parece que la gente se está instalando”, concuerda Loren Davis, arqueóloga de la Universidad Estatal de Oregón en Corvallis. "Tan antiguo como esto es, probablemente no estás mirando a los primeros pueblos en el paisaje".

Los Huaca Prietans lograron hacer todo esto con herramientas de piedra sorprendentemente simples.En lugar de complejas puntas de lanza, utilizaron copos arrancados de piedras redondas de la playa para todo, desde abrir mariscos hasta cortar plantas. "Son como navajas de afeitar desechables", dice Matthew Des Lauriers, arqueólogo de la Universidad Estatal de California en Northridge, que ha encontrado el mismo tipo de herramientas en la isla Cedros frente a Baja California, donde la gente vivía hace más de 12.000 años. Las herramientas similares podrían ser evidencia de la primera migración costera, dice. Pero la única forma de saberlo con certeza es encontrar más sitios costeros.


¿Cómo viajaron los humanos antiguos a América desde Asia? Nuevas miradas de investigación en la costa del Pacífico

Los seres humanos siempre hemos sido buenos para esparcirnos y cubrir el terreno, pero no podemos superar todos los obstáculos en nuestro camino. Las capas de hielo gigantes que se extienden por millas en todas direcciones, por ejemplo, tienden a detenernos a todos, excepto a los más aventureros de nosotros, de manera bastante eficiente y probablemente dieron forma al camino que los humanos tomaron para ingresar por primera vez a América del Norte desde Asia.

Los científicos han estado reflexionando sobre dos posibles rutas durante décadas. Uno se arrastra a lo largo de la costa del Pacífico, serpenteando entre las islas del sur de Alaska, el otro se desliza entre dos capas de hielo gigantes, mucho más al este y tierra adentro. Para ayudar a descubrir qué tan plausible es la primera ruta, un equipo de científicos quería medir cuánto tiempo hace que las capas de hielo se retiraron de la costa y ahora lo han hecho, como informan en un nuevo artículo publicado en la revista. Avances científicos. La nueva investigación sugiere que la ruta habría sido accesible hace unos 17.000 años.

"No sabíamos mucho sobre la historia de la capa de hielo a lo largo de la costa del Pacífico", dijo el autor principal Jason Briner, geólogo glacial de la Universidad de Buffalo en Nueva York. Newsweek. El nuevo trabajo cambia eso, dijo. "Descubrimos que la capa de hielo desapareció y desbloqueó la ruta del Pacífico antes que la mitad del continente", agregó.

Briner y sus colegas utilizaron una técnica para analizar la huella química del berilio en la roca. Esa firma les dice a los científicos cuándo se descubrió la roca, y ese análisis en las rocas de Alaska le dijo al equipo que el hielo se había retirado hace unos 17.000 años.

El equipo también construyó una línea de tiempo de huesos de animales descubiertos en una cueva costera, que habían sido estudiados previamente por otros científicos. Aparentemente, era un lugar favorito para comer bocadillos para una o más criaturas, que llevaban trozos de animales allí para masticar. Todos esos huesos se construyeron como una especie de cementerio, y miles de años después, los científicos han podido determinar cuándo murieron esos animales.

Esa línea de tiempo muestra que los huesos se transportaron con bastante regularidad a lo largo del tiempo, excepto por una breve ventana entre hace unos 19.800 y 17.200 años. Briner y sus colegas creen que representa un breve período en el que la entrada de la cueva fue bloqueada por hielo. Son particularmente sospechosos porque justo antes y después de ese espacio en blanco, el registro óseo es particularmente rico en sellos anulares, que están estrechamente asociados con las capas de hielo y los sellos, por supuesto, podrían haber hecho comidas sabrosas para los humanos que se aventuran a lo largo de una ruta recién descubierta. .

Y esto explica por qué es importante qué ruta tomaron los humanos para llegar a América del Norte: las habilidades necesarias para viajar a lo largo de la ruta costera son diferentes de las necesarias para sobrevivir tierra adentro. Habrían cazado diferentes animales y dependido de diferentes tecnologías para prosperar.

"No se puede ir por la costa sin botes. Habría habido muchos viajes de isla en isla", dijo Briner. "El océano te alimenta y ninguna cultura lo hace sin barcos".

El trabajo también encaja en el contexto más amplio de la comprensión de los científicos sobre los primeros humanos en las Américas. Ese entendimiento fue en gran parte formado por puntas de flecha distintivas que datan de hace unos 13.000 años y que los arqueólogos llaman puntas de Clovis en honor a la ciudad donde fueron descubiertas por primera vez.

Pero a lo largo de los años, los científicos se han dado cuenta de que sucedían muchas cosas en el continente antes de los asentamientos de Clovis. "Durante los últimos 30 años, la gente ha estado rompiendo la barrera de Clovis con varios descubrimientos arqueológicos", dijo E. James Dixon, un antropólogo recientemente retirado de la Universidad de Nuevo México que no participó en la nueva investigación.

Eso fue un problema porque los científicos necesitaban encontrar otra ruta hacia el corazón de América del Norte, ya que la ruta interior todavía estaba bloqueada por el hielo y de ahí el interés en la ruta costera hipotética.

Tanto Briner como Dixon enfatizan que la nueva investigación en realidad no prueba que la ruta costera sea lo que llevó a los humanos a América del Norte, solo que hubiera sido posible. "No están buscando artefactos, lo que están haciendo es datar la época en que el hielo cubrió la región", dijo Dixon. "No prueba la hipótesis en absoluto, aunque la refuerza".

Algún día pronto, espera, los científicos estarán seguros de qué ruta tomaron los primeros humanos. Mientras tanto, mientras continúan rastreando el viaje de hace mucho tiempo, tendremos que satisfacernos con el conocimiento de que probablemente nunca tendremos que hacer un viaje similar nosotros mismos.


EL LAGO APOPKA TIENE TESOROS DE LA ANTIGUA HISTORIA DE LA FLORIDA

El lago Apopka fue un imán para algunos de los primeros colonos estadounidenses del condado de Orange debido a la tierra fértil que lo rodeaba y al hecho de que el agua templaba tanto el calor del verano como el frío del invierno.

Sin duda, los antiguos colonos de la zona se sintieron atraídos por las mismas características de la orilla del lago. No está claro cuánto tiempo hace que la gente vivía junto al enorme lago. Pero el antropólogo aficionado Edward Kimball de Winter Park ha encontrado artefactos que indican que la gente estaba cazando y pescando en el área hace al menos 10,000 años.

Después de toda una vida viajando por todo el mundo y gestionando operaciones agrícolas en lugares tan remotos como América Latina y África del Norte, Kimball regresó a Florida. Había desarrollado una fascinación por encontrar artefactos nativos mientras crecía cerca de Weirsdale. Una vez se topó con el estribo de bronce de un conquistador en una granja en Venezuela.

Se entrega a su interés por la arqueología en las plantaciones de cítricos y las tierras de cultivo junto al lago Apopka. Desde 1991, ha encontrado docenas de puntas de lanza (a veces llamadas erróneamente & quot; quotarrowheads & quot), cuchillos y herramientas para raspar, trozos de hueso tallado y fragmentos de cerámica demasiado numerosos para contarlos.

Las puntas y otros implementos de piedra estaban hechos de un material llamado pedernal, que es una roca parecida al pedernal que se encuentra en otras partes de Florida y que se calienta para hacerla lo suficientemente frágil como para convertirse en herramientas.

Algunos de los elementos se pueden fechar entre el 9000 y el 11000 a.C. El hecho de que otros artefactos incluyan piezas de cerámica templada que datan de solo entre 3.000 y 4.000 años es una fuerte indicación de que la tierra alrededor del lago Apopka estuvo poblada de manera más o menos continua durante miles de años.

"La gente no se da cuenta de que había tanta actividad alrededor del lago Apopka", dijo Kimball.

Estos floridanos aborígenes vagaron como nómadas antes de agruparse en aldeas alrededor de 6000 a 5000 a.C., escribe Robin C. Brown en su libro de 1994, Florida's First People.

Muchos de los artículos que encontró Kimball en el suelo cerca del lago. Otros se encontraban a solo unas pocas pulgadas hasta 4 pies por debajo de la superficie. Ha encontrado artefactos en sus propias tierras de cultivo, así como en las arboledas y otras propiedades agrícolas de los vecinos cuyo permiso obtuvo para excavar.

A veces, sin embargo, los propietarios se han puesto nerviosos después de que Kimball encontró artefactos y le retiraron el permiso para excavar por temor a que el estado pudiera declarar su tierra como un sitio histórico, dijo.

En 1994, hizo un hallazgo impresionante de cinco puntas Stanfield, nombradas así por su diseño y la época en que se hicieron (6000 a 7000 a.C.), a pocos centímetros una de la otra mientras excavaba en un huerto de cítricos en el lado sur del lago. .

Los antropólogos creen que las primeras personas que vivieron en Florida llegaron en algún momento entre el 11.000 y el 13.000 a.C. Se pensaba que formaban parte de la gran migración de personas de Asia que cruzaron el puente terrestre hacia Alaska que existía cuando los mares estaban más bajos durante la última Edad de Hielo.

Cuando estos cazadores-recolectores se establecieron en grupos parecidos a pueblos, usaron herramientas de piedra para abrir los mejillones que encontraron en el lago Apopka. Kimball encontró montones de conchas desechadas de hasta dos pies de profundidad bajo el suelo, lo que indica además que la gente se quedaba durante períodos prolongados.

Debido a que su nivel habría sido más bajo hace miles de años, Kimball se pregunta si el lago Apopka se parecía más a un río alimentado por un manantial que a un lago en ese entonces.

Si la orilla estaba cientos de metros más cerca del centro del lago que donde está hoy, entonces un tesoro sin explotar de artefactos arqueológicos probablemente esté enterrado bajo el lodo ahora en el fondo del lago, escribe en un manuscrito inédito sobre sus hallazgos.

Debido a que la pesca y la caza eran tan abundantes, los primeros colonos no cultivaron. (El maíz no se cultivó en Florida hasta después del 750 d.C., escribe Jerald T. Milanich en Florida Indians and the Invasion from Europe, aunque algunos grupos cultivaron calabazas antes de eso).

Recolectaron nueces y bayas para complementar sus dietas. También aprendieron a hacer una harina con almidón de coontie, y excavaron los corazones de la palma enana americana y la palma sabal para alimentarse.

Se encontró evidencia adicional de asentamientos nativos antiguos en el condado de Orange a principios de la década de 1980 en lo que ahora es el vecindario Hunter's Creek en el sur de Orange.

La profesora de antropología de Rollins College, Marilyn Stewart, dirigió equipos de investigadores y estudiantes que estudiaron tres campamentos de cazadores prehistóricos a lo largo de Shingle Creek, justo al norte de la línea del condado de Osceola, a partir de 1983.

Estos primeros residentes trajeron pedernal del suroeste de Florida para hacer puntas de lanza, cuchillos, hachas, raspadores y brocas. Algunos de los artefactos datan de 9.000 años, dijo Stewart en una entrevista en 1990.

Los cazadores utilizaron los campamentos de Shingle Creek durante un largo período de tiempo, hasta aproximadamente el año 500 a. C. - lo que indica que varios grupos utilizaron el sitio en varios períodos.

Se ha encontrado otra evidencia de asentamientos nativos tempranos a lo largo del río Wekiva, incluida una antigua canoa intacta.

Varios miles de años después de que los primeros cazadores acamparan en el lago Apopka y Shingle Creek, los "indios" más modernos, como los llamaban los europeos, vivían en lo que ahora es el condado de Orange.

El Reino del Sol de Timucua se extendía por una vasta región del norte y centro de Florida. La evidencia indica que los Timucua estuvieron aquí desde el 2000 al 1000 a.C. Los Seminoles no llegaron hasta el 1700.

"Mi interés en aprender a través del esfuerzo práctico sobre la vida humana hace cientos o miles de años es algo que no puedo explicar claramente", escribe Kimball. "Los artefactos que he encontrado alrededor del lago Apopka los daría con gusto a cualquier museo que los aceptara, pero aparentemente mi buena fe no es aceptable".

Esta semana en la historia del Condado de Orange:

La Oficina de Correos de EE. UU. Contrató a H.E. Ostera para llevar el correo entre Tampa y los asentamientos en lo que ahora son Orlando y Sanford en 1851.

En 1941 se dedicó un nuevo edificio de oficinas de correos para Orlando.

Las campanas de las iglesias sonaron en todo el condado de Orange tras la muerte del presidente Franklin D. Roosevelt en 1945.


Historia de los nativos americanos del condado de Coweta, Georgia

El condado de Coweta está ubicado en el centro oeste de Georgia y es parte del Área Estadística Metropolitana Estándar de Atlanta (SMSA). Su nombre es la versión en inglés de la ciudad indígena Creek llamada Kowitv, que anteriormente estaba ubicada en el río Chattahoochee, ya sea en Coweta o en el condado adyacente de Carroll. La sede del condado de Coweta es Newnan.

El condado de Coweta limita al noreste con el condado de Fulton y al noroeste con el río Chattahoochee y el condado de Carroll. El condado de Heard forma su límite occidental. Line Creek y el condado de Fayette forman su límite este. El condado de Meriwether está al sur de Coweta. El condado de Spalding forma un límite relativamente corto en el sureste, mientras que el condado de Troup se encuentra al suroeste.

Geología e hidrología

El condado de Coweta está ubicado en la región geológica de Piedmont, que se caracteriza por estratos rocosos subyacentes de roca ígnea y metamórfica. El terreno consta de colinas onduladas, valles de arroyos y algunas mesetas relativamente niveladas en el área alrededor de Newnan. Los humedales estacionales o permanentes son paralelos a muchos de sus arroyos. Se trata de franjas relativamente estrechas de terreno empapado que proporcionan diversidad ecológica para la vida animal y vegetal. Los suelos superiores son delgados en la mayoría de las colinas y pendientes empinadas, mientras que son mucho más profundos cerca de los arroyos. Las técnicas de cultivo miopes del siglo XIX y principios del XX provocaron la erosión de gran parte del mejor suelo superficial, exponiendo así el subsuelo de arcilla roja. Todavía se puede encontrar franco arenoso cerca de los arroyos y hay algunos depósitos de arcilla de tubería azul (caolín aluvial).

El condado de Coweta está drenado por el río Chattahoochee y fuera del condado por el río Flint. Las áreas de drenaje dividen el condado aproximadamente a la mitad. Los ríos Flint y Chattahoochee se unen en el sudoeste profundo de Georgia para formar el río Apalachicola, que fluye a través de Florida hacia el Golfo de México.

El arroyo más grande del condado es el río Chattahoochee en su frontera noroeste. Era navegable para pequeños barcos de vapor en el siglo XIX, pero ahora se utiliza principalmente en canoas y pequeñas embarcaciones de recreo a motor. La profundidad del río habría sido suficiente para sostener las canoas comerciales más grandes de la época de los nativos americanos.

La explicación popular del significado de Chattahoochee es que es la palabra Creek que significa "Río con las rocas brillantes". Probablemente esto no sea exacto. Hasta finales de 1700, había una gran ciudad de Creek con varios montículos, donde ahora se encuentra Six Flags Over Georgia. En el idioma Itsate (Hitchiti-Creek), fue nombrado Cata-hvci (pronunciado Chata-hawchee,) que significa "Río Rojo". El río en este sitio de la ciudad es a menudo de color rojo arcilla y no contiene piedras visibles. Cuando la mayoría de los creeks fueron deportados por la fuerza al territorio indio (Oklahoma), llamaron a un río principal a través de sus tierras, el río rojo.

El condado de Coweta contiene varios arroyos importantes. Cedar Creek y Mountain Creek desembocan en el río Chattahoochee. Shoal, Line y White Oak Creek desembocan en el río Flint.

Ocupación nativa americana

En el pasado, el condado de Coweta estaba densamente poblado por nativos americanos. En todo el condado, el suelo recién labrado a menudo revela artefactos preeuropeos, principalmente puntas de lanza y atlatl, además de algunos fragmentos de cerámica simples. Las verdaderas "puntas de flecha" son mucho más pequeñas de lo que los profanos suelen etiquetar como puntas de flecha. Los niveles de población más altos fueron aparentemente desde alrededor del 4000 a. C. hasta el 500 d. C. Una vez que comenzó la agricultura a gran escala alrededor del año 950 d.C., las poblaciones nativas tendieron a trasladarse a las tierras bajas a lo largo del río Chattahoochee.

Los primeros colonos en el condado de Coweta informaron haber visto muchos montículos pequeños. La mayoría de estos fueron probablemente túmulos funerarios de los períodos arcaico y arbolado, pero algunos pueden haber sido pequeños montículos de plataforma para las casas de los administradores de distrito (oratv talufa.) Doscientos años de cultivo y desarrollo de la tierra han borrado la mayoría de los montículos. Algunos, que son invisibles a nivel del suelo, pueden verse como círculos oscuros y óvalos en fotografías aéreas infrarrojas.

La región alrededor del condado de Coweta fue ocupada por la rama de Koweta de los indios Creek cuando fue visitada por primera vez por comerciantes ingleses en 1685. Su registro arqueológico sugiere que los moskogeans han vivido dentro de sus límites desde el momento de su llegada a Georgia, que ahora se cree que ha Ha sido alrededor del 4-300 AC. Los indios Creek del condado de Coweta siempre disfrutaron de relaciones amistosas primero con la colonia de Georgia y luego con el estado de Georgia. Probablemente miles de descendientes de los creeks "Friendly" de West Georgia, que optaron por la ciudadanía estatal, todavía viven en la región.

A lo largo de la década de 1700 y principios de 1800, los indios creek fueron, con mucho, la tribu más grande al norte de México. Sin embargo, durante la década de 1800, fueron subdivididos, asimilados, asesinados en batalla o intencionalmente muertos de hambre en los campos de concentración. Aunque adoptan un perfil mucho más bajo que los descendientes de Cherokee, probablemente todavía hay muchas más personas en los Estados Unidos que portan al menos algo de ADN de Muskogean que cualquier otra tribu. Sin embargo, la nación Muscogee-Creek de Oklahoma, reconocida a nivel federal, es solo la cuarta tribu más grande reconocida a nivel federal, detrás de los navajo, los cherokees de Oklahoma y los choctaw de Oklahoma.

Períodos culturales de los nativos americanos

Habitantes más antiguos

Los arqueólogos creen que los humanos han vivido en el condado de Coweta durante al menos 12.000 años, quizás mucho más. Los puntos Clovis y Folsom, asociados con cazadores de caza mayor de la Edad del Hielo tardío, se han encontrado en la parte superior del valle del río Chattahoochee. Durante la Edad del Hielo, manadas de mamíferos gigantes vagaban por las tierras del fondo del río. Los mastodontes, los tigres dientes de sable, los perezosos gigantes y otros mamíferos masivos se extinguieron hace unos 8.000 años. Se desconoce la identidad étnica de los cazadores de la cultura Clovis. Durante mucho tiempo se supuso que eran indios americanos, pero investigaciones recientes de antropólogos han revelado muchas similitudes con los grandes cazadores de Europa Occidental. Una capa de hielo en el Océano Atlántico Norte pudo haber permitido a los primeros humanos moverse de un continente a otro remando, mientras se ganaba el sustento de la caza de mamíferos marinos y la pesca.

Período Arcaico (8.000 aC - 1000 aC)

Luego de que el clima se calentó, pronto predominaron en esta región animales y plantas típicos de la actualidad. Los humanos se adaptaron a los cambios y gradualmente se volvieron más sofisticados. Adoptaron patrones migratorios estacionales que maximizaban el acceso a los recursos alimentarios. Los cazadores arcaicos probablemente se mudaron a lugares a lo largo de los principales ríos durante el invierno, donde podían comer pescado y mejillones de agua dulce, si la caza no era abundante. Durante el resto del año, los arroyos más pequeños habrían sido lugares deseables para acampar.

El condado de Coweta era un lugar ideal para bandas de cazadores y recolectores. La red de arroyos y humedales del condado proporcionó un entorno ecológico diverso para los animales de caza y las plantas comestibles. Los nativos americanos aprendieron a iniciar incendios masivos de matorrales a fines del otoño que despejaron el paisaje de arbustos y crearon pastos naturales para ciervos, bisontes y alces. El Piamonte de Georgia tenía numerosos bisontes de Woodland hasta que los colonos británicos los mataron a mediados del siglo XVIII. El paisaje que encontraron los colonos europeos en el Piamonte no era natural. Los nativos americanos lo habían modificado durante miles de años para crear entornos óptimos para la producción natural de fuentes de alimentos.

Durante el Período Arcaico tardío, varias rutas comerciales se desarrollaron en esta región que interconectaban el Océano Atlántico, el Golfo de México, los Apalaches y los Grandes Lagos. Los nativos americanos comenzaron a viajar largas distancias para comerciar y socializar. Había un sendero importante de este a oeste que iba desde los bajíos en el río Savannah (ahora Augusta) hasta el río Chattahoochee en los condados de Coweta y Carroll, Georgia y luego a la tierra de los Chickasaws en el suroeste de Tennessee. Este sendero siguió aproximadamente la ruta de la autopista 54 en el condado de Coweta.

Período de los bosques (1000 a. C. - 900 d. C.)

Los valles de los ríos Etowah, Chattahoochee y Flint fueron ubicaciones de algunas de las aldeas permanentes más antiguas de América del Norte. Un estilo de vida sedentario fue posible gracias a las abundantes fuentes de alimentos naturales como la caza, los mejillones de agua dulce y las castañas y el cultivo de huertas. La agricultura llegó muy temprano aquí. Inicialmente, las plantas cultivadas eran de origen indígena e incluían una calabaza nativa, batata nativa, girasoles, alcachofa de Jerusalén, amaranto, algas y quenopodio.

Las primeras aldeas eran relativamente pequeñas y estaban dispersas. Probablemente hubo mucha socialización entre estos pueblos debido a la necesidad de encontrar cónyuges que no estuvieran estrechamente relacionados. Las casas eran redondas y estaban construidas con árboles jóvenes, caña de río y paja.

Los pueblos del período de los bosques de la región construyeron numerosos montículos. Aparentemente, la mayoría de los túmulos eran principalmente para entierros, pero también pueden haber soportado estructuras simples que se usaban para rituales o reuniones. Fueron construidos por acreción. Esto significa que los montículos crecieron en tamaño a lo largo de las generaciones al amontonar tierra y detritos de la aldea durante los entierros recientes.

La evidencia arqueológica en los valles de los ríos Chattahoochee y Flint sugiere que los primeros agricultores de Muskogean ingresaron al noreste de Georgia alrededor del 400 aC, después de migrar desde el centro-oeste de México. Sin embargo, la región probablemente ya estaba ocupada por antepasados ​​de los yuchi y los siuanos del sur con idiomas similares al catawba. Es posible que haya habido otros grupos étnicos cuyas identidades se hayan ocultado por el tiempo. La tecnología agrícola, las tradiciones culturales y el ADN probablemente se mezclaron entre estos pueblos. Los indios “creek” modernos pueden representar una mezcla genética de varios grupos étnicos indígenas.

El montículo de plataforma más antiguo conocido y la aldea agrícola permanente en Georgia se descubrió a unas 18 millas río arriba del condado de Coweta en el río Chattahoochee. Estaba ubicado en Sandtown Creek, al otro lado del río de Six Flags Over Georgia y la ciudad más nueva de Chattahoochee. Los arqueólogos creen que la ciudad más antigua estuvo ocupada entre el 200 a. C. y el 500 d. C. Los montículos de Chattahoochee fueron destruidos sin ser estudiados durante la construcción de Six Flags. El sitio de la ciudad más antigua al otro lado del río estaba cubierto con 20 pies de tierra de relleno después de ser estudiado por arqueólogos de la Universidad de Georgia. Se cree que miembros del mismo grupo étnico que construyó los montículos en Six Flags, también vivieron en el condado de Coweta durante esa época.

Habitantes de la ciudad de Muskogean (900 d.C.- 1784 d.C.)

Los muskogeans llevaron consigo tradiciones culturales avanzadas de México y el valle del Bajo Mississippi. Los primeros moscogeos finalmente formaron provincias gobernadas por grandes ciudades. Antes de la llegada de los europeos, no existían "tribus" indias. Las grandes ciudades estaban ubicadas generalmente en las tierras bajas de los principales ríos como el Chattahoochee. Pueblos más pequeños ubicados cerca de arroyos. Los nativos americanos continuaron viviendo en lo que ahora es el condado de Coweta, pero sus poblaciones se concentraron en otros lugares.

Uno de los primeros pueblos indígenas "avanzados" de los Estados Unidos se fundó en la meseta de Macon alrededor del año 900 d. C. Sus fundadores fueron recién llegados, quienes llevaron consigo muchos rasgos culturales mesoamericanos. Pueden haber sido mayas itza o los descendientes híbridos tanto de los mayas como de los pueblos indígenas. El idioma que hablaban la mayoría de los antepasados ​​de los indios creek en Georgia era Itsate (Hitchiti en inglés). Los mayas itza también se llamaban a sí mismos, Itsati. Hay muchas palabras mayas y totonacas en los diversos dialectos que hablaban los indios creek que venían de México.

En todo el sureste, muchas provincias comenzaron a compartir símbolos artísticos y estilos de vida agrícolas comunes. Las sociedades se organizaron más políticamente con familias de élite, especialistas no agrícolas y líderes locales. Esta era se conoce como el período de culto ceremonial del sur, el período del Misisipio o el período jerárquico. La etiqueta "Mississippian" vino de una conferencia en la Universidad de Harvard en 1947 que adoptó la creencia inexacta de que toda la cultura nativa americana avanzada se originó al norte de la línea Mason-Dixon a lo largo del río Mississippi. Las aldeas ubicadas en el condado de Coweta se habrían visto afectadas por la influencia cultural de los centros regionales, como el complejo de montículos Ocmulgee en Macon, GA o los complejos de montículos de Abercrombie y Kyle en el condado de Russell, AL y el condado de Muscogee, GA.

Período de exploración europea (1540 d.C.- 1717 d.C.)

Existe evidencia de que las enfermedades europeas comenzaron a afectar a las poblaciones costeras ya en el año 1500 d.C. Los comerciantes nativos americanos llevaron los microbios hacia el norte desde Cuba y luego a las tierras bajas cerca del Océano Atlántico y la Costa del Golfo. Poco después de que la Expedición Hernando de Soto pasara por Georgia en 1540, oleadas de enfermedades europeas comenzaron a diezmar a la población nativa americana. De Soto probablemente pasó a través o cerca de Macon, GA en marzo de 1540. Por lo tanto, la población indígena del condado de Coweta habría estado expuesta a patógenos mortales al menos en el verano de 1540. Los antropólogos creen actualmente que la población indígena de Georgia disminuyó alrededor de 95 % entre 1500 y 1700 d.C.

El Reino de España reclamó todas las cuencas de los ríos Chattahoochee y Flint, incluido el condado de Coweta, desde 1567 hasta 1745. Esta afirmación se basó en la expedición de Juan Pardo y una expedición de agrimensura autorizada por el gobernador Don Benito Ruiz de Salazar Vallecilla de la provincia de La Florida alrededor de 1647. La expedición de agrimensura y prospección de oro siguió el río Chattahoochee hasta su nacimiento en Unicoi Gap. El gobernador luego estableció un puesto comercial en las cercanías de las cabeceras de Chattahoochee. Los exploradores y comerciantes españoles definitivamente pasaron por el futuro condado de Coweta en muchas ocasiones.

Arroyos Koweta: Esta rama de los arroyos se originó en un grupo de varias ciudades con montículos a lo largo de las cabeceras del río Little Tennessee en el condado de Rabun, GA y el condado de Macon, NC. Originalmente hablaban Itsate (Hitchiti) y se llamaban a sí mismos Kowi-te, que significa Mountain Lion People. Un arqueólogo de Carolina del Norte encontró cerámica que data de alrededor del 3 al 400 d.C. en el sitio de su ciudad más antigua en Otto, Carolina del Norte. Este sitio de la ciudad es una imagen especular de los mucho más famosos y jóvenes Etowah Mounds en Cartersville, GA. Este hecho sugiere que los arroyos de Koweta ocuparon los montículos de Etowah entre 1250 d.C. y 1375 d.C. Los montículos principales de cada ciudad tienen la misma forma y están alineados con el azimut de la puesta del sol del solsticio de invierno.

Cuando se fundó la Colonia de Georgia, se podían encontrar ciudades y pueblos asociados con los Koweta en el noreste de Georgia y Georgia Piedmont. Aparentemente, controlaban el río Chattahoochee desde el actual condado de Habersham hasta Columbus, GA. En esa época, las dos ciudades más importantes de Koweta estaban en Indian Springs, GA y en el río Chattahoochee al noroeste de Newnan.

Avances agrícolas: Casi inmediatamente después de que se establecieran las misiones españolas en la costa de Georgia a finales del siglo XVI, los antepasados ​​de los Creeks cultivaban frutas y verduras europeas además de sus cultivos tradicionales. Una expedición española en 1600 observó el cultivo de melocotones, peras y melones en un pueblo en el río Ocmulgee. En la década de 1700, los arroyos también estaban criando ganado europeo. Los pollos y los cerdos fueron los primeros animales europeos adquiridos para complementar sus rebaños de pavos y perros de carne mexicanos. A finales de 1700, la mayoría de los hombres de Georgia Creek poseían caballos y se habían convertido en hábiles pastores de ganado, caballos y cerdos.

Confederación Creek: La Confederación Creek de "People of One Fire" fue una alianza política formada por los restos de muchas provincias indígenas avanzadas en el Sureste Inferior. Esta alianza probablemente se desarrolló a fines del siglo XVII. Las ciudades miembros representaban a varios grupos étnicos, pero los Muskogees y los Itsati (Hitchitis) dominaban la alianza. Muskogee fue seleccionado como el idioma parlamentario de la alianza. Cuando los colonos británicos se establecieron por primera vez en la costa de Georgia, la mayoría de los creeks de Georgia hablaban Itsati. En 1800, una lengua muskogee compuesta se había convertido en la lengua hablada de los ciudadanos creek.

Guerra Creek y Cherokee: En 1715, los líderes Cherokee invitaron a todos los líderes de la Confederación Creek a una conferencia diplomática amistosa en la ciudad de Tugaloo, que estaba en la cabecera del río Savannah y en la frontera entre los dos pueblos. Todos los líderes de la Confederación Creek que asistieron fueron asesinados traicioneramente mientras dormían. Esto inició una guerra de 40 años entre los Cherokees y los Creeks. Debido a que los Cherokees estaban armados por Carolina del Sur, inicialmente ganaron un punto de apoyo en el noreste de Georgia. Sin embargo, una vez que se fundó la Colonia de Georgia en 1732 y se alió con los Creeks, el rumbo de la guerra cambió.

El mapa británico más antiguo del interior de Georgia (1744) muestra que la capital de Creek, Koweta, se encuentra aproximadamente donde la Reserva McIntosh se encuentra ahora en el río Chattahoochee en el condado de Carroll o al otro lado del río en el condado de Coweta. La ruta comercial más importante en el mapa de 1744 es la ruta comercial Creek-Chickasaw que siguió la ruta de la autopista 54 en el condado de Coweta.

En 1754, la ciudad de Creek de Koweta, en el río Chattahoochee, envió un ejército compuesto solo por sus hombres y adolescentes. Los ejércitos creek lucharon de manera disciplinada como los europeos. Los Koweta destruyeron rápidamente todas las ciudades Cherokee en Georgia del Norte y la mitad inferior del oeste de Carolina del Norte. Una de las ciudades Cherokee más importantes de Carolina del Norte, Quanasee, fue capturada por un ejército compuesto en su totalidad por adolescentes.

Koweta envió escuadrones de asesinos a Carolina del Norte y del Sur para matar a los jefes Cherokee. Varios incluso fueron asesinados en las calles de Charleston. Seis líderes Cherokee, que eran descendientes de los chamanes Cherokee y jefes en Tugaloo, que asesinaron a los líderes Creek mientras dormían, fueron llevados de regreso a un lugar en el río Chattahoochee cerca de Carrollton, GA, y luego quemados vivos. En 1755, los límites tribales estaban de vuelta en Carolina del Norte y el este de Tennessee, donde habían estado en 1725.

Una de las mayores ironías de la historia de Georgia involucra a los Cherokees en el noroeste de Georgia. En la década de 1820 estaban en la Corte Suprema de los Estados Unidos, luchando contra los esfuerzos del Estado de Georgia para expulsarlos al Territorio Indio (hoy Oklahoma). Los litigantes Cherokee inventaron historias sobre grandes batallas en las Montañas de Georgia en 1754, en las que los Cherokees ganó todo el norte de Georgia. Estas historias ahora se expresan como hechos, tanto en marcadores históricos como en libros de texto oficiales de historia de Georgia.

Una extensa investigación realizada por un equipo de profesores de historia de la Universidad de Oklahoma ha determinado que las Batallas de Taliwa y Blood Mountain nunca sucedieron. Según los mapas oficiales del ejército británico, solo había tres pequeñas aldeas Cherokee con un total de 24 guerreros en el noreste de Georgia en 1780. Las comunidades Creek permanecieron en lo que ahora son los condados de Union y Fannin incluso después de que el gobierno federal entregó el noroeste de Georgia a los Cherokees en 1793. La Confederación Creek continuó controlando la tierra tan al norte como Clarkesville, GA en las montañas hasta 1818.

Granjas dispersas: 1780 d.C.- 1821 d.C.

Los libros de historia de Georgia están llenos de nombres de famosos "jefes" de Creek. Su título correcto es Mekko, derivado de la palabra maya que significa lo mismo, mako. La percepción de la importancia de estos individuos fue creada en gran medida por el etnocentrismo de los británicos. De hecho, los líderes de Creek se regían por consenso. No pueden hacer nada sin la aprobación de los órganos representativos elegidos. La firma de un líder en un tratado no significaba nada si no estaba autorizada por la legislatura de Creek.

Después de la Revolución Americana, las familias Creek se dispersaron por el vasto territorio ahora controlado por la Confederación Creek. Vivían en cabañas de troncos en granjas que se diferenciaban poco en apariencia de las granjas angloamericanas. Las historias locales que recuerdan los nombres de las aldeas Creek del siglo XIX son en realidad registros de comunidades rurales, donde las granjas estaban más juntas, no ciudades empalizadas como en los días preeuropeos.

En 1793, Creek Nation se sorprendió al saber que el gobierno federal había regalado parte de su territorio más sagrado, el valle del río Etowah hasta el río Tallapoosa en lo que ahora es el condado de Douglas, GA, a los cherokees. El jefe principal de Muscogee Creek Nation todavía se llama Etalwamikko. . . Rey de Etowah. El resto del noroeste de Georgia fue tomado de Upper Creeks como castigo por ayudar a los británicos en la Revolución. Por supuesto, los cherokees habían masacrado a más de mil colonos entre 1776 y 1793, pero los habitantes de Tennessee estaban enojados con Upper Creeks por casi capturar Nashville. Se les explicó a los Creeks que el robo de tierras fue un "error administrativo", pero se les prometió que sus otras Tierras Sagradas, los Ocmulgee Bottoms, serían de ellos para siempre.

Guerra del palo rojo: 1813-1814

Muchos Georgia Creeks prosperaron cuando la mejora del transporte por carretera y la expansión explosiva de la población del estado trajeron plantaciones y pueblos cerca de las granjas de Creek. Los agricultores de los arroyos eran mucho más hábiles para cultivar alimentos que los inmigrantes europeos. Mientras los georgianos blancos perseguían el sueño de convertirse en ricos plantadores de algodón, los astutos creeks pasaron de la agricultura de subsistencia a la producción de excedentes agrícolas, que se vendían por dinero en efectivo fuera de la nación Creek. Mientras tanto, muchos creeks en el norte y suroeste de Alabama intentaron aferrarse a la antigua forma de vida, que incluía la caza y la pesca extensivas. Era un sueño imposible, porque la caza excesiva en el 1700 había barrido los bosques de todos los bisontes y alces y la mayoría de los ciervos.

Para empezar, las ramas de la Confederación Creek en Georgia ya eran diferentes a las de gran parte de Alabama. Hablaban diferentes idiomas y dialectos, y además habían estado en contacto directo con los colonos británicos desde la década de 1670. Los Georgia Creeks tenían una larga historia de relaciones pacíficas con todos sus vecinos europeos y africanos. También se estaban convirtiendo cada vez más en cristianos protestantes.

Quizás más de mil Shawnee se mudaron a lo que ahora es Alabama a mediados y finales de 1700. Los Shawnees eran animistas y no provenían de una larga historia de vida en la ciudad y agricultura a gran escala. Los Creeks en Alabama habían sido aliados de los franceses, al igual que los Shawnees antes de 1763. Algunos de los Creeks y Shawnees se habían convertido en católicos romanos, pero la mayoría ahora practicaba una religión que mezclaba el animismo Shawnee con las tradiciones monoteístas de los Creek.

Al comienzo de la Guerra de 1812, los agentes británicos y los líderes del norte de Shawnee como Tecumseh exacerbaron la diferencia entre los Creeks en Georgia y los del norte de Alabama. La madre de Tecumseh era una Alabama Creek. Estalló una guerra civil cuando muchos Alabama Creeks se convirtieron en aliados de los británicos en desafío al Consejo Nacional Creek. Los rebeldes se llamaron a sí mismos Redsticks y atacaron granjas leales Creek. Finalmente, también murieron blancos.

Estados Unidos declaró la guerra a los Redsticks después de que murieran blancos en la masacre de Fort Mims. Ya se había levantado un regimiento de Creek del ejército regular de Creeks en el noreste y sureste de Georgia, más Carolina del Sur para luchar contra los Rangers británicos de Florida, que estaban atacando las plantaciones costeras. Muchos más West Georgia Creeks se ofrecieron como voluntarios para el servicio militar para luchar contra los Redsticks. Un mikko Creek, William McIntosh, fue nombrado general de brigada en el ejército de los Estados Unidos. A los hombres de Creek, Cherokee y Choctaw que se unieron a su regimiento se les prometió que podrían permanecer en su actual tierra natal para siempre, si luchaban contra los Redsticks. Esto resultó ser una mentira.

Los voluntarios de Tennessee de Andrew Jackson probablemente habrían sido aniquilados sin que su ejército se hubiera duplicado con Friendly Creeks y Cherokees. En varias ocasiones, los oficiales de Creek o Yuchi salvaron la vida de Jackson. En agradecimiento, contrató a cuatro agrónomos para determinar qué partes de Creek Nation eran las más adecuadas para cultivar algodón. Dibujaron un mapa. Después de que los Redsticks fueron derrotados, Jackson reunió a sus aliados de Georgia Creek y le informó que debían ceder más de 20 millones de acres de potencial tierra algodonera, como castigo "por permitir que los Redsticks se rebelaran". Jackson también envió un mensaje silencioso a Georgia que alentaba a los grupos de vigilantes y guardias locales a quemar las granjas de los propios aliados de Jackson Creek..

El caos y la violencia de Redstick War crearon un entorno en el que los hooligans pudieron destruir las propiedades de Friendly Creek en Georgia, agredir a sus mujeres o incluso asesinar a familias enteras con impunidad. Las familias de los Creek sobrevivientes se vieron obligadas a huir de la parte noreste de su nación con pocas de sus posesiones. Sus acciones casi destruyen más de un siglo de armonía interracial.

Período de expulsión de los indios: 1817-1827

Muchos veteranos de Creek de West Georgia regresaron a casa después de luchar por los Estados Unidos para ver sus edificios en cenizas y su ganado robado. Algunos volvieron a casa para enterrar a sus familias. En 1818, se cedió a los Estados Unidos un corredor que iba desde el condado de Habersham en las montañas hasta la actual Albany en el suroeste de Georgia. Los límites futuros del condado de Coweta se incluyeron en esta cesión de tierras.

La población europea en el oeste de Georgia antes de 1821 estaba compuesta principalmente por personas cuyas familias se habían casado con los Creeks. Cualquier persona cuya madre fuera Creek era automáticamente un ciudadano de la Confederación Creek, si así lo deseaba. Las mujeres de la cala eran propietarias de todos los terrenos y edificios domésticos. Una mujer Creek casada con un hombre europeo o africano podría llevar a su familia a vivir a cualquier lugar desocupado dentro de la nación Creek. Hasta que la Oficina de Asuntos Indígenas se involucró con el gobierno tribal, los Creeks no vincularon la raza con la ciudadanía tribal. Cualquier familia de cualquier raza podría ser invitada a convertirse en ciudadana, si sus miembros se adscribían a la religión monoteísta de Creek y a las leyes del Consejo Nacional. La religión tradicional Creek es bastante similar a las creencias y prácticas de la religión de Israel antes de la construcción del Templo de Salomón.

Los relatos de esta época presentan una imagen de armonía étnica en ambos lados de la cesión de 1818. Muchas familias de sangre mixta de Creek tomaron la ciudadanía estatal para poder permanecer en sus hogares. Sus descendientes forman una parte significativa del territorio recién anexado. Los Creeks eran inteligentes y civilizados. Sus estilos de vida cotidianos eran tranquilos, similares a los de sus vecinos blancos. Esperaban volver al rentable negocio de vender carne y verduras a la gente blanca de la ciudad. Si las personas que viven en Georgia Occidental se hubieran quedado solas, hoy probablemente se las caracterizaría como una población predominantemente meztiso.

Los plantadores del sureste, sin embargo, estaban ávidos de más tierra. Los políticos concentraron sus energías y dinero en unos pocos líderes Creek en West Georgia encabezados por William McIntosh. . . quien resultó ser también el primo hermano del gobernador Troup. En 1825, Troup, McIntosh y algunos especuladores inmobiliarios blancos establecieron una sociedad.Troup y McIntosh organizaron una conferencia sobre el tratado en el nuevo hotel Indian Springs de McIntosh. El liderazgo electo de Creek Nation no fue invitado. McIntosh, sus hijos, sus yernos y algunos de sus amigos de Creek recibieron grandes sumas de dinero para firmar un tratado con Georgia que vendió todas las tierras de Creek en el estado por un precio bajo. Los firmantes reservaron reservas de millas cuadradas para sí mismos que luego se vendieron a la sociedad de inversión inmobiliaria. No se reservaron los Ocmulgee Bottoms, que se habían prometido a los Creeks para la eternidad.

Tan pronto como se enteraron de la estafa, los miembros del Consejo Nacional Creek ordenaron la ejecución de todos los firmantes del Tratado de Indian Springs. McIntosh fue el primero en la lista. Fue asesinado en los terrenos de la reserva McIntosh cerca del condado de Coweta y está enterrado allí. Su hijo, Chilly, fue uno de los pocos que se escapó de los escuadrones de ejecución.

Chilly McIntosh reunió a todos los creeks de West Georgia que querían alejarse tanto de los hooligans de Georgia como de los Alabama Redsticks y luego se dirigieron hacia el Territorio Indio junto con sus esclavos. Las estimaciones varían de 700 a 3000 como el número que se fue con el Partido McIntosh. Al ser los primeros creeks en el futuro estado de Oklahoma, pudieron elegir los mejores lugares para cultivar algodón. La mayoría se convirtieron en ricos plantadores de algodón.

El Gobierno Federal dictaminó que el Tratado de Indians Springs de 1825 era fraudulento. En ese momento, West Georgia había sido invadida por ocupantes ilegales, por lo que el Consejo Nacional Creek no tenía esperanzas de retener parte de su territorio. Se negoció un nuevo tratado con términos más favorables que incluía la propiedad permanente de Creek de las seis millas cuadradas, la Reserva Ocmulgee. Sin embargo, en ese momento había sido devorado por especuladores inmobiliarios políticamente poderosos. Técnicamente, la nación Muscogee-Creek todavía es propietaria de todo Macon, GA, al suroeste del río Ocmulgee. Este tramo incluía el Coliseo Macon, el Monumento Nacional Ocmulgee, el aeropuerto regional y el Salón de la Fama de la Música de Georgia.

Durante 1834-36, aproximadamente 20.000 creeks emigraron de Alabama al territorio indio. Sin embargo, al menos 20.000 permanecieron en el este de Georgia, Florida y Alabama. Debido al acoso continuo en el sureste, un goteo de creeks continuó migrando a Oklahoma durante los siguientes 35 años.

Aunque la sección de Oklahoma designada para los arroyos parece muy similar a West Georgia, hubo un problema menor. El gobierno federal localizó intencionalmente a los Creeks en una región que fue reclamada por seis tribus occidentales "salvajes", incluidos los Lakota-Sioux. Los oficiales militares federales asumieron que las tribus occidentales pronto exterminarían a la gente, que tanto había aterrorizado a Andrew Jackson debido a sus habilidades militares.

Las suposiciones sobre la inminente desaparición de Creek resultaron ser demasiado optimistas. Inicialmente, los creeks deportados perdieron a muchos seres queridos a causa de las redadas de los indios, pero pronto se enteraron de lo que estaba sucediendo. La recién reconstituida Creek Nation formó los famosos Creek Mounted Rifles. Simultáneamente derrotó a las seis tribus salvajes y se convirtió en la fuerza policial de las Llanuras del Sur. Cuando los Lakota se enteraron de la llegada de los Creeks, enviaron un gran ejército para erradicarlos. Las dos naciones indias libraron una gran batalla, que resultó en la primera gran derrota de los Lakota en la historia de su tribu. La segunda vez, los Lakota comenzaron una batalla para mantener su honor y luego se retiraron rápidamente a los Dakota. Los Lakotas invadieron Oklahoma por tercera vez. Sin embargo, cuando vieron la bandera de batalla de Creek, simplemente se dieron la vuelta y corrieron. Fue mucho más divertido pelear con los abrigos azules.

Los rifles montados Creek se convirtieron en el prototipo de los Rangers de Mosby y la caballería de Nathan Bedford Forest en la Guerra Civil, además de los rifles montados australianos en la Guerra de los Bóers. Chilly McIntosh y un Cherokee Stand Watie nacido en Georgia, se convirtieron en los últimos oficiales de campo confederados al mando de unidades en el campo al final de la Guerra Civil.

Aproximadamente 1/3 de la nación de Oklahoma Creek (+/- 9,000 personas) murió durante la Guerra Civil. La mayoría de las víctimas fueron mujeres, niños y ancianos encarcelados en los campos de concentración de Union en Kansas. Fueron intencionalmente muertos de hambre. Cuando un reportero de un periódico del Este le preguntó al general de la Unión a cargo de los campos por qué permitía que civiles inocentes murieran en una escala tan horrible, respondió: “Los indios muertos no necesitarán su tierra, ¿verdad??”


Las bestias perdidas que vagaron por Gran Bretaña durante la edad de hielo

El último mamut vagó por una Gran Bretaña similar a Siberia al final de la última edad de hielo. Los mamuts lanudos eran aproximadamente del tamaño de un elefante africano moderno, crecían a más de 9,8 pies (3 m) de altura y pesaban alrededor de 6 toneladas.

El grueso pelaje que cubría sus cuerpos les ayudó a sobrevivir al feroz frío y al viento de la Gran Bretaña glacial. El pelaje del mamut estaba formado por una capa exterior de pelos largos y nervudos de unos 30 cm (12 pulgadas) de largo, con una capa más corta, gruesa y lanuda debajo.

La razón exacta del declive de los mamuts no está clara, pero existen varias posibilidades. Por un lado, los humanos se estaban convirtiendo en cazadores sofisticados. Los grupos inteligentes que trabajaban sistemáticamente para encontrar y matar significaban que el mamut lanudo y ndash era una de las comidas ambulantes más enormes que nuestros antepasados ​​habían visto jamás y ndash no tenía muchas posibilidades.

Los cambios repentinos de temperatura hacia el final de la última Edad de Hielo también dificultaron la vida de estas enormes bestias. Además de los cambios naturales en el clima, los mamuts probablemente estaban perdiendo más de su hábitat debido a otras actividades humanas, ya que nuestros antepasados ​​comenzaron a talar bosques y establecer pequeños asentamientos.

Después de más de 100.000 años de sobrevivir al hielo invadido y en retirada, enormes cambios de temperatura y mares en ascenso y descenso, el mamut finalmente desapareció de las Islas Británicas hace unos 11.000 años.

Rinoceronte lanudo (Coelodonta antiquitatis)

Los rinocerontes de la era glacial de Gran Bretaña, al igual que los mamuts, estaban cubiertos de una espesa piel para ayudarlos a sobrevivir al feroz frío.

Como los rinocerontes de hoy, esta especie antigua era enorme y musculosa, pero estas poderosas criaturas eran herbívoros. Tenían una cabeza baja similar sobre un cuello grueso con un cuerno largo y curvo que usaban para cargar y luchar contra los depredadores en lugar de perseguir a sus presas.

Los rinocerontes lanudos llegaron a Gran Bretaña más tarde que los mamuts lanudos, y sus poblaciones también disminuyeron allí antes. En La Cotte, un barranco en la isla de Jersey en el Canal de la Mancha entre Inglaterra y Francia, los arqueólogos encontraron montones de restos de rinocerontes lanudos en una serie de excavaciones a lo largo del siglo XX. Los restos sugieren que nuestros antepasados ​​habían estado cazando o hurgando en busca de carne de rinoceronte.

"Había montones de omóplatos, todos amontonados", dice Adrian Lister del Museo de Historia Natural de Londres, Reino Unido. "Algunos de ellos tenían marcas de cuchillo, como si los humanos o los neandertales les hubieran estado raspando la carne".

Aunque la mayoría de estos restos se encuentran en la isla de Jersey, una vez fue parte de un puente terrestre entre Gran Bretaña y Europa continental. Cuando la edad de hielo estaba en su punto más frío, los niveles del mar eran más de 330 pies (100 m) más bajos que en la actualidad, exponiendo lo que ahora es el lecho marino.

Esta área entre Francia y Gran Bretaña se ha llamado Doggerland. Era la ruta que los rinocerontes y otros gigantes de la edad de hielo habrían tomado hacia y desde los climas más cálidos del sur de Europa.

Elefante de colmillos rectos (Palaeoloxodon antiquus)

Este elefante de 13 pies (4 m) de altura y 13 toneladas era significativamente más grande que el mamut lanudo, si no tan robusto en el frío. Sus largos colmillos parecían púas.

Durante el último medio millón de años, entraron y salieron de Gran Bretaña a través de Doggerland, dirigiéndose a climas más cálidos cuando las temperaturas se desplomaron y regresaron al norte durante las fases más cálidas.

Como muchos de los gigantes de las eras glaciales, la población de elefantes de colmillos rectos tenía un rango enorme. En su apogeo, su hábitat se extendía desde Asia central en el este hasta Gran Bretaña en el oeste. Podían migrar distancias masivas cuando un clima cambiante lo hacía necesario, dándoles una mejor oportunidad de supervivencia.

Gran Bretaña perdió definitivamente al elefante de colmillos rectos hace unos 120.000 años, hacia el final de un período particularmente frío. Sin embargo, permanecieron en las partes más cálidas de Europa durante decenas de miles de años, y finalmente fueron llevados a la península Ibérica cuando los humanos se establecieron en Europa.

Rinoceronte de nariz estrechaStephanorhinus hemitoechus)

Este herbívoro relativamente desconocido de 6.600 libras (3.000 kg) se abrió camino a través de Gran Bretaña casi al mismo tiempo que el elefante de colmillos rectos. Estas bestias tenían aproximadamente el mismo tamaño que el rinoceronte blanco en peligro de extinción, con una altura de hombros de 5-7 pies (1.5 & ndash2m) y un cuerpo de 10-13 pies (3 & ndash4m) de largo.

El hábitat del rinoceronte de nariz estrecha se extendía hasta el este de China, pero la especie parece haber sido más común en Gran Bretaña.

En la península de Gower en el sur de Gales, una serie de cuevas marcan la antigua línea del mar, que era mucho más alta durante los períodos cálidos cuando los rinocerontes de nariz estrecha vivían en Gran Bretaña. Restos fosilizados de rinocerontes de nariz estrecha, así como de elefantes de colmillos rectos, se acumularon en estas cuevas durante miles de años.

Los rinocerontes de nariz estrecha buscaban alimento en áreas boscosas y en pastizales abiertos. Se sintieron más cómodos en los períodos cálidos cuando el hielo se retiró, aunque fue necesario un tramo de frío prolongado y amargo para expulsarlos de Gran Bretaña por completo.

Se ha sugerido que los humanos ayudaron a empujarlos a la extinción, pero no hay evidencia suficiente para resolver la cuestión. Es probable que las fluctuaciones dramáticas en el clima y el paisaje cambiante que siguió, hayan jugado un papel.

El rinoceronte de nariz estrecha tenía un ciclo reproductivo muy lento, al igual que muchos de los gigantes de la edad de hielo. Esto significaba que los jóvenes solo aparecían con muy poca frecuencia, por lo que las poblaciones habrían luchado por reemplazarse bajo la presión de la caza de humanos y neandertales.

Alce irlandésMegaloceros giganteus)

Con una extensión de 11,5 pies (3,5 m) de punta a punta, el antiguo ciervo gigante de la edad de hielo tenía las astas más grandes de todas las criaturas vivas o muertas. Cada uno era tan largo como una persona y pesaba alrededor de 44 libras (20 kg).

El ciervo en sí era más que un fósforo para sostener estas armas. El alce irlandés podría tener una masa corporal de 1320-1540 libras (600-700 kg), aproximadamente del tamaño de un alce de Alaska.

Los arqueólogos que encontraron por primera vez las cornamentas gigantes estaban asombrados y desconcertados.

"La gente pensaba, ¿cómo se movían estas criaturas con cuernos tan enormes? ¿No estarían constantemente golpeando los árboles?" dice Jens-Christian Svenning de la Universidad de Aarhus en Dinamarca. "Pero en estos períodos fríos había glaciares y tundra, y estaba bastante abierto. Por eso estas criaturas podían hacerlo tan bien".

Es decir, hasta que los neandertales y los humanos entraron en escena. Nuestros antepasados ​​pronto desarrollaron tácticas para cazar y vencer a los alces, cada uno de los cuales era una fuente de alimento tentadoramente grande.

Sus astas se convirtieron entonces en la ruina del alce irlandés. Los grupos de caza podrían perseguir al ciervo en áreas boscosas donde sus astas lo ralentizarían o dañarían, o simplemente atraparían al animal antes de matarlo con lanzas.

Gato con dientes de cimitarra (HomoterioLatidens)

Los caninos superiores mortales caían hasta la parte inferior de su mandíbula inferior, con un borde dentado increíblemente afilado para desgarrar a su presa. Sus largas patas delanteras y su espalda inclinada le dan una postura preparada para saltar. Este voluminoso depredador podría alcanzar hasta 5,5 pies (1,7 m) de largo y pesar en la región de 220 libras (100 kg).

El gato de dientes de cimitarra es un tipo de gato de dientes de sable, a los que a veces se les llama tigres de dientes de sable. En realidad, estos felinos prehistóricos no tenían mucho en común con los tigres. Están más estrechamente relacionados con los leones de hoy, con tamaño, volumen y musculatura comparables.

Llegaron a Gran Bretaña hace casi 0,75 millones de años, cuando el clima era relativamente cálido. Es menos seguro cuándo se fueron. Es posible que se hayan extinguido en las Islas Británicas hace solo unas pocas decenas de miles de años. En 2000, los pescadores sacaron una quijada del Mar del Norte, que parece ser de hace unos 28.000 años.

Es probable que los gatos sobrevivieran miles de años más al mudarse al sur a lugares más cálidos y hospitalarios de Europa.

Oso de las cavernasUrsus spelaeus)

Los osos que vivieron en Gran Bretaña durante las edades de hielo eran más grandes que los osos más grandes que viven hoy en día, los grizzlies. Con 5 pies (1,5 m) de altura en el hombro y casi 10 pies (3 m) de largo, eran gigantes formidables, con un peso de 880 libras (400 kg).

Sus dientes y garras cortas y fuertes les permitieron enfrentarse a algunos de los depredadores más temibles de su época. Los enormes osos eran en su mayoría herbívoros, pero podían comer carne si estuviera disponible. A menudo no habrían comido humanos, pero hicimos todo lo posible para comernos a los osos.

"Fueron cazados de manera bastante activa por humanos y neandertales", dice Svenning. También competimos con los osos por el espacio. "Las cuevas estaban ocupadas por una especie y luego la otra venía a ahuyentarla".

La idea de sacar de una cueva a un oso enojado siete veces su tamaño puede parecer ridículamente peligrosa. Pero en las profundidades de una edad de hielo, bien podría haber sido mejor arriesgar a los osos que permanecer a la intemperie.

León cavernarioPanthera leo spelaea)

Viviendo al mismo tiempo que los osos, el león cavernario era un animal mucho más peligroso. Estos fueron los carnívoros más grandes de la era de hielo de Gran Bretaña, con una altura de 4,5 pies (1,4 m) hasta el hombro. En su mayor tamaño, podrían pesar tanto como un oso de las cavernas.

"Los hubiéramos evitado como la peste", dice Lister. "No cazas un león cavernario".

El arte rupestre conservado muestra que nuestros antepasados ​​conocían bien a estas bestias.

Sus pinturas muestran que los machos de la especie no tenían la melena majestuosa familiar de sus parientes africanos modernos. En cambio, un pelaje espeso y denso los cubría para protegerlos del frío.

Esta subespecie de león era un 25% más grande que los leones africanos modernos. Este tamaño y fuerza significaba que, si la falta de comida los empujaba, podrían cazar la presa más grande y mortal. Cuando el depredador hambriento encontraba una cueva ocupada, luchaba contra cualquier cosa dentro, incluidos los humanos o incluso un oso de las cavernas gigantesco.

Hiena de cuevaCrocuta crocuta spelaea)

Como los otros habitantes de las cavernas de la edad de hielo, esta antigua raza de hiena era una versión exageradamente grande de su contraparte moderna.

Las hienas de las cavernas pueden pesar hasta 130 kg (285 lb). Sus parientes supervivientes, las famosas hienas risueñas de la sabana africana, suelen estar más cerca del rango de 130-150 libras (60-70 kg).

La hiena de las cavernas tenía una postura erguida incómoda debido a sus largas patas delanteras. Su cabeza colgando le daba el paso trotando y la postura de jabalí de la hiena moderna.

Sus enormes molares podían aplastar los huesos y los ayudaban a aferrarse e incapacitar a la presa más grande. Se sabe que incluso cazaron mamuts lanudos, aunque también eran carroñeros voraces.

Las hienas de las cavernas vivían y cazaban en grupos sociales, con una manada de hasta 30 individuos. Los arqueólogos han encontrado más de 20.000 dientes de hiena de cueva en Tornewton Cave en Devon, lo que demuestra que los clanes habitaron estas cuevas durante muchas generaciones.

En el frío glacial, el acceso al espacio de la cueva podría significar la vida o la muerte de un animal. "Los humanos y las hienas competían por el espacio de la cueva", dice Lister. "Encontramos capas de restos de hiena y luego una capa de restos humanos".

UrosBos primigenius)

Estas criaturas fueron los antepasados ​​del ganado moderno. Fueron domesticados una vez en Europa y una vez en el sur de Asia. Domar a un uro habría sido una tarea increíblemente difícil y posiblemente mortal, por lo que solo sucedió dos veces.

Eran enormes criaturas parecidas a toros que llegaron a Gran Bretaña por el puente terrestre desde Europa hace unos 400.000 años.

Los uros tenían cuernos gruesos y curvos, que sus cráneos estaban especialmente adaptados para soportar. Tenían alrededor de 5,2 a 6 pies (1,6 a 1,8 m) de altura en el hombro, pero su tamaño fluctuó a lo largo de los años, variando de 3.300 libras (1.500 kg) a unos enormes 6.600 libras (3.000 kg) en su punto máximo.

Los uros fueron uno de los pocos animales gigantes que persistieron en Gran Bretaña después del final del último período helado hace unos 11.000 años. "Sobrevivieron muy bien en otras partes de Europa, incluso hasta el siglo XVII", dice Svenning.

Pero a medida que nuestros antepasados ​​comenzaron a construir asentamientos, cultivar cosechas y criar animales, los uros fueron expulsados ​​lentamente. "Eventualmente, los uros se extinguieron globalmente después de una larga, larga historia de persecución humana", dice Svenning. Solo sobrevivieron sus descendientes domesticados.

Esta historia es parte de BBC Britain y ndash una nueva serie centrada en explorar esta isla extraordinaria, una historia a la vez. Los lectores fuera del Reino Unido pueden ver todas las historias de la BBC de Gran Bretaña dirigiéndose a la página de inicio de Gran Bretaña. También pueden ver nuestras últimas historias siguiéndonos en Facebook y Twitter.


Nueva ballena híbrida descubierta en el Ártico

Las ballenas minke antárticas se están apareando con primos árticos, según muestra el ADN.

Pueden ser polos opuestos, pero algo está atrayendo a dos especies de ballenas minke, produciendo al menos una descendencia híbrida, dice un nuevo estudio.

Recientemente se descubrió un cruce entre una ballena minke antártica y una ballena minke del norte durante un análisis de ADN de ballenas capturadas por cazadores noruegos.

Normalmente, las dos especies de ballenas, que pueden alcanzar los 35 pies (11 metros) de largo, emprenden migraciones estacionales que las separan por muchas millas de océano.

Los minkes del norte se dirigen hacia el Polo Norte en primavera y surcan las aguas hasta el borde del hielo ártico durante el verano. En otoño, estas ballenas se dirigen hacia el sur, casi hasta el ecuador, para pasar el invierno. (Ver fotos de ballenas).

Las ballenas antárticas siguen un patrón similar, moviéndose entre el hielo antártico y latitudes medias más cálidas con las estaciones.

Pero debido a que las estaciones de los dos hemisferios son opuestas, las especies de minke no comparten aguas casi ecuatoriales al mismo tiempo. Por lo tanto, nunca se pensó que se encontraran, hasta ahora.

Los minkes han sido cazados extensamente desde la década de 1930, y las pocas naciones que todavía practican la caza de ballenas, incluidos Noruega, Groenlandia y Japón, los atacan en la actualidad.

Poco después de que los noruegos reanudaran la caza comercial de ballenas en 1993, luego de una breve moratoria, el país estableció un registro de ADN para analizar las muertes de ballenas y ayudar a garantizar que los productos de las ballenas provengan de fuentes legales.

El genetista Kevin Glover estaba analizando recientemente el ADN de una ballena cuando se encontró con una sorpresa: una ballena cazada en el Atlántico nororiental en 2007 tenía el modelo genético de un híbrido, con una madre minke antártica.

El colega de Glover luego le contó una historia interesante transmitida por un observador científico de un barco ballenero hace casi 15 años.

"Dijo que había un individuo de aspecto muy extraño capturado en 1996, que no tenía la mancha blanca en sus aletas pectorales como las [ballenas minke del norte]", dijo Glover, del Instituto de Investigación Marina en Bergen. Noruega. "Me pregunto si podría ser del mismo tipo".

Entonces Glover analizó el ADN de la ballena de 1996 capturada en el Atlántico norte y encontró una sorpresa: era una ballena antártica pura. La muestra se había pasado por alto porque el archivo de ADN estaba en su infancia cuando se capturó la ballena.

Esta ballena antártica en el Ártico proporcionó más evidencia de que los minkes antárticos pueden migrar a las aguas de origen de sus parientes del norte y, como muestra el híbrido, incluso aparearse con ellos, según el estudio, publicado el 22 de diciembre en la revista PLoS ONE.

¿Caída de alimentos que impulsa la migración de ballenas?

Aún así, los genes dejan muchas preguntas sin respuesta: ¿Es la ballena híbrida una casualidad o el comienzo de una tendencia? Nadie lo sabe, pero Glover dijo que su colega biólogo ballenero Nils Øien tiene una teoría interesante.

Los estudios japoneses mostraron que la cantidad de minke antártico en el hemisferio sur pareció disminuir significativamente entre los años ochenta y noventa. Otros estudios muestran que los suministros de krill —pequeños crustáceos marinos— que alimentan la cadena alimentaria antártica también disminuyeron durante este período.

"La investigación japonesa incluso ha demostrado que la capa de grasa de las ballenas ha disminuido, no hasta el punto de la desnutrición, pero sugiere un menor acceso a los alimentos", dijo Glover.

"Así que especulamos que la cantidad de krill y comida disponible ha disminuido, y tal vez como resultado las ballenas están comenzando a buscar comida".

"Podría ser que estos individuos se estén alejando de su territorio en busca de comida, y algunos de ellos pueden haber encontrado su camino hacia el Círculo Polar Ártico".


Saber más

El hombre primitivo en Gran Bretaña e Irlanda: una introducción al Paleolítico y al Mesolítico de Alex Morrison (Croon Helm, 1980)

Star Carr revisitado por AJ Legge y PA Rowley-Conwy (University College London, 1988)

Hengistbury Head Dorset: Volumen 2-Los sitios del Paleolítico superior tardío y el Mesolítico temprano por RNE Barton (Comité de Arqueología de la Universidad de Oxford, 1992, 1989)

Asentamientos prehistóricos por Bob Bewley (Batsford / English Heritage, 1994)


Ver el vídeo: I AM LEGEND 2 Patient Zero 2021 With Will Smith u0026 Alice Braga (Septiembre 2022).


Comentarios:

  1. JoJosida

    Ni siquiera sé qué decir

  2. Tojinn

    Permites el error. Ofrezco discutirlo. Escríbeme en PM, hablaremos.

  3. Zeke

    Lo siento, no es exactamente lo que es necesario para mí. ¿Hay otras variantes?

  4. Waescburne

    Soy definitivo, lo siento, pero no se acerca absolutamente a mí. ¿Quizás todavía hay variantes?

  5. Gardashicage

    En esto algo es y es una excelente idea. lo mantengo

  6. Carthage

    más tranquilo, todo está bien! a todos les gusta, y a mi!



Escribe un mensaje

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos